La Fiesta de la Vaca

La Fiesta de la Vaca, celebrada en San Pablo de los Montes, conmemora la conversión de San Pablo, patrón de la localidad, y está declarada Fiesta de Interés Turístico Regional desde el día 28 de marzo de 1994. En ella tienen un destacado papel los Quintos, que eran los mozos que habían cumplido el servicio militar en el ultimo reemplazo.

En la Fiesta de la Vaca cada quinto tiene una misión concreta que cumplir, destacando personajes tan peculiares como el Vaquero, que va vestido con un traje corto y en la mano, simulando la cabeza de la vaca lleva un palo largo rematado, en uno de sus extremos, por unos cuernos adornados con cintas de colores. La Madre Cochina es un quinto disfrazado de mujer, que asedia a las jóvenes intentando levantarles las faldas, o el Escobones, que se encarga de limpiar los supuestos excrementos de la vaca. El resto del grupo encarna a los cencerreros que llevan colgados de la cintura cencerros con los que van armando gran alboroto.

fiesta de la vaca (San Pablo de los Montes )

Esta fiesta comienza la noche de la luminaria (24 de enero), noche anterior al día de la Vaca. Se trata de una gran hoguera, situada en la plaza del Pilar, preparada por los quintos durante todo el día, para que se calienten los asistentes. Cuando las condiciones del fuego lo permiten los quintos cruzan la hoguera; ésta velada se ameniza con chocolate y posterior baile.

El día 25 de enero, a primeras horas de la mañana y tras la Solemne Misa, empieza la festa en la plaza del Ayuntamiento, haciendo correr a los forasteros entre dos jóvenes con cencerros, interrumpiendo en varias ocasiones la procesión que recorre las calles con las imágenes de San Pablo y San Sebastián.

Antes de que ésta finalice esconden a la Madre Cochina para que los casados no la encuentren. Una vez concluida la procesión y mientras la gente está en misa, los casados, a los que han dejado la vaca, se dedican a buscar a la Madre Cochina, La duración de la misa, es el plazo que tienen para encontrarla, si lo hacen ellos son los encargados de "correr a la vaca, sino, serán los quintos los que lo hagan.

La "Carrera de la Vaca" se hace en la plaza, los espectadores se colocan en dos filas formando un pasillo hasta el ayuntamiento. Se suele elegir como víctima a un forastero, que no debe negarse, al que hacen correr por ese pasillo, siendo atosigado por las embestidas de la vaca y mientras los quintos hacen sonar incesantemente los cencerros a su alrededor, formando gran alboroto. Cuando llegan al Ayuntamiento les invitan a tostones y limonada y vuelven a repetir la operación con otro forastero o vecino.

0
0
0
s2sdefault